Una búsqueda de 35 años

      La policía boliviana arrestó al suboficial Felipe Froilán Molina, alias “El Killer”, sentenciado a 30 años de cárcel por su relación con el asesinato del dirigente socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz,  el pasado domingo 31 de enero en la zona de Cota Cota, en La Paz.

      Con la detención, se alimenta la esperanza de que Froilán Molina, quien participó en el secuestro de Quiroga Santa Cruz, pueda dar más detalles sobre dónde se encuentra el cuerpo del emblemático líder, asesinado en 1980.

      Quiroga Santa Cruz, dirigente del Partido Socialista Uno (PS-1), fue secuestrado el 17 de julio de 1980 cuando se encontraba en la sede de la Central Obrera Boliviana (COB), tras ser intervenida ésta por un grupo de paramilitares, al mando del dictador Luis Arce Gómez.

      Hoy, más de 35 años después, se reabre la posibilidad de conocer el paradero de los resto del líder socialista.

       

      Categories: Eventos