Embajadora Ramos reflexiona sobre el cuidado del planeta

MadreTierraEmbajadoraRamosUrzagaste

      La embajadora de Bolivia en España, María Luisa Ramos Urzagaste, llamó  a los países ricos a detener sus irracionales patrones de consumo y producción y promover la convivencia armónica entre la naturaleza y los seres humanos. “El mundo padece de crisis financiera, ambiental, socioeconómica, pero también sufrimos una crisis de valores éticos que son producto del actual modelo de desarrollo capitalista“, advirtió Ramos con motivo del Día Internacional de la Madre Tierra, que se celebra hoy.

      Por tanto, afirmó, es hora de hacer un alto y no solo reflexionar al respecto, sino también de cambiar nuestros hábitos de consumo, de comportamiento y de hacer transformaciones fundamentales en la sociedad. En diálogo con Prensa Latina, la diplomática aseguró que no se debe reconocer los derechos universales de la humanidad sin proteger “el derecho a la vida, el derecho de otros seres vivos, incluyendo en ello a los derechos de la Madre Tierra, que es un ser vivo que nos alberga”. La humanidad en su conjunto debe hacer esfuerzos por promover los derechos ambientales y preservar este hermoso planeta para los seres vivos que vendrán en varias generaciones, enfatizó.

      Bolivia es un país altamente vulnerable al cambio climático, a pesar de que no tiene responsabilidad histórica por el calentamiento global, dijo la embajadora, citando una evaluación reciente de la Corporación Andina de Fomento. “Enfrentamos amenazas climáticas como la escasez de agua debido a la pérdida acelerada de glaciares en los Andes. También, la reducción de lluvias y cambios significativos en la variabilidad de las precipitaciones“, reseñó. Explicó que, aunque su nación adopte medidas internamente para revertir esa situación, ello no es suficiente, “pues los efectos del cambio climático son globales, no tienen fronteras, y lo que se hace en Europa, por ejemplo, repercute en otros continentes“, avisó.

      A su juicio, estos fenómenos meteorológicos extremos están derivando en el surgimiento de los refugiados climáticos, “millones de personas que se ven en la necesidad de abandonarlo todo en busca de un refugio debido a las sequías y/o inundaciones“.

      La embajadora denunció que la principal razón del calentamiento global es el consumismo y el uso irresponsable de los recursos finitos del planeta. Ratificó el compromiso de su gobierno de seguir trabajando y liderar un modelo de desarrollo armónico con la naturaleza, “conforme a los principios del Vivir Bien y la Diplomacia de los Pueblos sobre los que se asienta el Estado Plurinacional” de Bolivia.

      Publicado en Prensa Latina, 22 de abril de 2017

      Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
      Categories: Actualidad