La cultura y la diversidad boliviana presentes en la Feria Navideña de las Culturas de Madrid

      La Embajada de Bolivia en España participó por tercer año consecutivo en la Feria Navideña Internacional de las Culturas 2017 organizada por el Ayuntamiento de Madrid. Desarrollada entre los días 15 y 23 de diciembre en el Centro Matadero Madrid,  miles de personas según estimaciones del Ayuntamiento pudieron disfrutar de las expresiones navideñas y culturales propias de Bolivia así como de otras 70 embajadas y centros culturales radicados en la capital española.

      Muchísimas gracias a todos los representantes del cuerpo diplomático que estáis en Madrid por haber sido capaces también este año de hacer posible este sueño”, indicó la Alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ante Embajadores, representantes diplomáticos y el público asistente en la inauguración de la Feria. “Las fiestas de invierno en el mundo son una expresión que todos los seres humanos, hombres, mujeres, residentes, inmigrantes y viajeros… Y todos buscamos el calor de los demás porque el ser humano tiene vocación social y necesitamos sentirnos acompañados”, afirmó la edil antes de visitar cada uno de los stands.

      El stand de Bolivia reflejó los elementos diferenciales de la navidad boliviana, donde uno de los principales atractivos para los asistentes fue un nacimiento tallado en madera cuyas figuras mostraban elementos culturales y la indumentaria típica de todas las regiones del país.

      Los ciudadanos y amigos de Bolivia que se acercaron hasta el stand también pudieron observar elementos representativos como aguayos, la tradicional hoja de coca, complementos del oriente boliviano como los sombreros de Saó o las imponentes máscaras utilizadas durante el Carnaval de Oruro, además de la difusión de los principales destinos turísticos de todas las regiones.

      La comunidad boliviana también tuvo su protagonismo durante la Feria a través de diferentes actuaciones de danza. Durante los días 16 y 17 de diciembre tomaron el protagonismo para mostrar ante cientos de espectadores el colorido y la tradición de la danza Diablada, la esencia autóctona de la danza Pujllay y el alegre y desenfadado ritmo del Taquirari del Oriente boliviano. La participación de la comunidad se complementó a través de una demostración gastronómica en la cual se mostró la elaboración y posterior degustación del lechón asado, uno de los principales platos de la navidad boliviana.

      En total han sido ocho días donde los ciudadanos de Madrid han podido conocer la diversidad de la navidad boliviana, degustar los sabores tradicionales de la salteña boliviana o el mate de coca y descubrir la esencia y los encantos turísticos de las diferentes regiones.

      Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone
      Categories: Actualidad